Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

José Rondón quiere demostrar que tiene argumentos para establecerse como grandeliga

Rondon
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

La temporada 2019 de las Grandes Ligas fue de muchos altibajos para la delegación venezolana que forma parte del béisbol organizado. Hubo jugadores que encontraron el camino para hacerse notar y otros que vivieron horas bajas y dentro de este último grupo estuvo José Rondón.

Luego de una contienda de 2018 en la que tuvo una explosión de poder en sus conexiones, tanto en las menores como en las mayores con los Medias Blancas de Chicago, en la última no pudo siquiera exhibir destellos de aquel paleador y los patiblancos terminaron colocándolo en la lista de asignación.

De allí fue tomado  por la escuadra de los Orioles de Baltimore, con quienes tan solo pudo disputar un encuentro antes de ser enviado a sucursal Triple A, en la que tampoco pudo rendir mayores dividendos y su nombre desapareció del entorno grandeliga.

Decidido a cambiar su suerte y demostrar que sus años de permanecer en las granjas quedaron atrás, Rondón trabajó fuertemente en el invierno, primero de manera particular y luego con el equipo Leones del Caracas, como parte de su plan para recuperar terreno perdido.

Rondón se replantea

Actualmente se encuentra en los Spring Training batallando por un cupo entre los 26 del roster de los oropéndolas. Aunque el objetivo no es tarea fácil. El elenco de Baltimore es uno de los que mayor talento joven tiene al estar atravesando una etapa de reestructuración y en los entrenamiento primaverales han acudido una gran cantidad de infielders, que al igual que él, quieren establecerse en el la “Gran Carpa”.

No obstante, Rondón se ha reinventando. Precisamente para ampliar sus posibilidades de permanecer en un conjunto a tiempo completo, de a poco se ha convertido en un utility no solo del infield, sino incluso con posibilidades de actuar en los jardines.

Hasta ahora lo demostrado en los campo de entrenamiento parecen labrarle el camino de vuelta a las Grandes Ligas. Luego de la jornada del martes, ostentaba promedio de .417, producto de 5 imparables, uno de ellos de dos bases, en 12 turnos, con dos carreras remolcadas.

Aunque la muestra es pequeña, dicho average representa uno de los más altos del plantel entre los toleteros con al menos 10 turnos en los partidos de exhibición de la Liga de la Toronja.

 Ajustes en el plato

La prioridad del pelotero nacido en Villa de Cura, estado Aragua, es mejorar su reconocimiento de la zona de strike.

Pues a lo largo de su carrera ha sido un toletero con una alta suma de ponches recibidos y el hecho de haberse transformado en un bateador con fuerza más que ocasional, lo hacen aún más vulnerable, sobre todo frente a pitcheos quebrados.

Otra de las asignaciones pendientes es la de mejorar la selección de lanzamientos con desventaja en el conteo de bolas y strikes. En lo extenso de su corta carrera en MLB con Padres de San Diego, Medias Blancas y su fugaz pasantía con los Orioles, exhibe apenas averages de .181 en 0-1; .114 en 0-2 y .152 en 1-2.

De poder realizar dichos ajustes, Baltimore tendría en Rondón una pieza para mejorar su alineación, ya que se trata de un jugador con potencial para conectar al menos 20 cuadrangulares por zafra.

Escrito por: Redacción Sports Venezuela

Foto: MLB.COM

Daniel Parra