¡LOS NUESTROS PRIMERO!

Los Cardenales de Lara pagaron el precio de su falta de bateo

Cardenales

Los Cardenales de Lara, monarcas de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), vieron truncado su sueño de convertirse en monarcas de la Serie del Caribe Panamá 2019, tras caer el sábado 3-0 ante los Leñadores de Las Tunas (Cuba) en la última jornada de la ronda eliminatoria.

Las aves acabaron foja de 2-2, la misma con la que finalizaron los antillanos y los Charros de Jalisco (2-2), representantes de México, con quienes compartieron el Grupo A. Quedaron fuera por criterio de desempate.

Concluyeron terceros en la zona por la regla de Balance de Calidad del Equipo (TQB, por sus siglas en inglés) al registrar un coeficiente de -0.0882. Las Tunas comandó la llave con uno de 0.0811 y Jalisco fue segundo con 0.0000.

La eliminación de los Cardenales tuvo una causa: la falta de bateo. Los criollos pegaron 26 hits en 123 turnos, consumidos en cuatro desafíos. Eso generó que culminaran con un average de .211, el tercero más bajo entre los seis equipos que compitieron en la fase regular del torneo.

Solamente los Cangrejeros de Santurce (Puerto Rico), colista del sector B con marca de 0-4, y los trabajadores de la industria maderera exhibieron medias ofensivas inferiores. Los primeros sonaron .194, al disparar 25 inatrapables en 129 chances. Los segundos promediaron .203 (de 133-27).

Los pájaros rojos, que golpearon para un elevado .355 en la Gran Final de la LVBP contra los Leones del Caracas, contabilizaron la menor cantidad de extrabases (3) en la cita. Totalizaron un par de dobles y un jonrón, para terminar con el tercer porcentaje más pobre de cojines alcanzados- slugging- (.252). Santurce (.240) y Las Tunas (.248) exhibieron medias más bajas.

Un conjunto improductivo

Los Cardenales, que tras ganar sus dos primeros juegos perdió el último par, totalizó nueve carreras empujadas y quedó igualado con la representación puertorriqueña en la última casilla de ese rubro ofensivo.

Sus cañoneros mostraron poca paciencia en el plato a lo largo de la competición, pues negociaron 12 bases por bolas, la segunda menor suma de la justa detrás de Cuba (13). Además se poncharon en 25 ocasiones, para quedar igualados las Estrellas Orientales (República Dominicana), de la alícuota B, como líderes de ese apartado.

Después de la eliminación sabatina, José Moreno, mánager larense, analizó las causas del mal rendimiento de sus pupilos y no dudó en asegurar que el no conectar indiscutibles en momentos oportunos sepultó sus aspiraciones campeoniles.

“No pudimos terminar lo que habíamos empezado. El bateo, quizás, se nos cayó un poquito en los dos últimos juegos, y esta tarde (sábado) no pudimos anotar con tres en base, lo que quizá hubiera marcado un poco el ritmo del partido”, explicó Moreno a la agencia de noticias EFE.

La falta de contundencia con la estaca se apreció, con mayor notoriedad, en el primer inning del choque contra Las Tunas, cuando Cardenales llenó las almohadillas y no pudo marcar, algo que sentenció su destino en un Clásico de Febrero que ningún conjunto de la LVBP gana desde 2009.

Lara no presionó a los lanzadores

Los plumíferos lucieron un porcentaje de embasado (OBP) de .288, el segundo peor entre los clubes que asistieron a la justa, que bajará el telón este domingo, a las 5:00 pm, con el duelo entre los Leñadores y los Toros de Herrera (Panamá), punteros del lote B.

Esta situación, a criterio de su estratega, también mermó sus posibilidades de levantar el trofeo, pues los lanzadores contrarios les trabajaron sin ningún tipo presión.

“No se puede hacer nada si no se está en base y si no se puede poner presión al equipo contrario. Al final, acabamos haciendo contacto pero ellos (los oponentes), en su momento, hicieron buenas jugadas en defensa”.

Pese a no alcanzar el objetivo de titularse en el derbi caribeño, Moreno afirmó que tomarán su reciente fracaso como inspiración para tratar de revalidar el cetro de la LVBP y tener la oportunidad de redimirse en la edición 2020.

“Somos el mejor equipo de Venezuela en la temporada 2018-2019 y ya estamos preparándonos para el año que viene. Esta es una nueva experiencia. No es una derrota, es un aprendizaje, de modo que seguimos bregando”.

 

Escrito por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

 

Foto: Cortesía de Prensa Cardenales

SportsVenezuela

Deja un comentario