Los Mets quieren ver más de Andrés Giménez en las menores antes de convertirlo en grandeliga

Gimenez
20 marzo 2020

El coronavirus detuvo las actividades del beisbol de las Grandes Ligas momentáneamente, pero solo sobre los terrenos de juego. A nivel administrativo los equipos tiempo, se mantienen activos y este viernes los Mets de Nueva York decidieron hacer un movimiento en su nómina al asignar para las ligas menores a tres jugadores que se encontraban en los campos de entrenamiento y uno de ellos fue el venezolano Andrés Giménez.

Al tercer mejor prospecto de los metropolitanos no le alcanzó el tiempo para convencer al cuerpo técnico encabezado por el recién nombrado manager Luis Rojas y deberá aguardar un poco más en las granjas para conseguir el sueño de convertirse en un nuevo grandeliga.

Los  números ofensivos  de Giménez no lo respaldaron durante su estadía en Port Saint Lucie, localidad de Florida donde está ubicado el complejo primaveral de los neoyorquinos.

A pesar de que tuvo poca acción como titular, en funciones de sustituto el venezolano  recibió varias oportunidades al intervenir en 14 de los 18 partidos que sostuvieron los Mets. En los mismos, ligó apenas para .214 de average, producto de 6 hits en 28 turnos de los cuales un par fueron dobletes y sumó un cuadrangular, que se tradujo en su única carrera empujada del torneo no oficial que antecede a la ronda regular de la MLB.

Giménez cuenta con argumentos

En lo extenso de su estadía por las filiales, Andrés Giménez ha sido elogiado por sus grandes cualidades defensivas. Que se puede decir es su principal gran argumento.

Sin embargo, distinto a las épocas pasadas, esta virtud no es tan preponderada como la capacidad bateadora, que si bien no es el fuerte de Giménez, tiene potencial para llegar a ser un paleador por encima del promedio, o al menos eso creyeron los scouts de los Mets.

El 2019 fue una campaña difícil para el infielder, en lo que fue su primera experiencia a tiempo completo en la categoría Doble A. Incluso se le puede considerar como un retroceso y causante de que los Mets todavía quieran ver un poco más de él antes de promoverlo.

Allí arrojó .250 de average, el más bajo para el en su corta trayectoria por las menores. Aunque en cuanto a cuadrangulares puso cifra tope con 9 y conquistó su tercer mejor registro de empujadas con 37. Pero lo que realmente preocupa en el seno del elenco de Queens, es su vulnerabilidad después de que en 432 turnos se ponchó 102 veces, una relación que estuvo cerca de un ponche por cada cuatro turnos.

Experiencias provechosas

Motivado a este “bajo” desempeño, los Mets decidieron enviar a Giménez a la Liga de Otoño en Arizona, con la prioridad de trabajar en su ofensiva y los dividendos fueron positivos.

En dicho circuito, Giménez se coronó campeón bate con .371 de promedio. También recolectó 5 dobles, 2 triples y conectó 2 jonrones durante 18 compromisos en la AFL (Arizona Fall League). Empujó 15 carreras.

Si el shortstop puede hacer los ajustes pertinentes en esta travesía en la sucursal Triple A, que al igual que la temporada de Las Mayores, aún no tiene fecha de inicio por el coronavirus, su cupo en el roster de 40 será irrefutable.

Aparte de Giménez, los Mets decidieron también bajar al cátcher venezolano Alí Sánchez, y al lanzador Tyler Bashlor.

Sánchez contó con muchos menos chances que su coterráneo y en los poco que tuvo no pudo demostrar su valía para optar por ser respaldo de Wilson Ramos en la receptoría.  Consiguió un solo imparable en 8 visitas al plato sin hacer mayor contribución.

Escrito por: Redacción Sports Venezuela

Foto: MILB