Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Mauro Zárate es el héroe anónimo en el resurgir del pitcheo caraquista

Zarate
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Todos los focos apuntan hacia la humanidad de Víctor Gárate cuando se trata de buscar a uno de los artífices de la resurrección que ha tenido Leones del Caracas en la temporada 2019-2020de la LVBP, tras un inicio fatídico.

No es para menos. Desde que tomó las riendas como manager la divisa ha exhibido otro semblante, no solo en el terreno de juego, sino también el que se percibe en el dogout desde la tribuna y eso se ha traducido en victorias.

Aunque Gárate no llegó solo. Desde su designación como mandamás trajo consigo una pieza poco publicitada, pero que su trabajo ha influido directamente en la mejora significativa que presentan los lanzadores y al que se le puede otorgar el calificativo de héroe anónimo, ese es el ex lanzador Mauro Zárate.

El ahora coach de bullpen melenudo, volvió a los terrenos venezolanos después de ocho años inactivo como beisbolista profesional. Y para su satisfacción, le tocó hacerlo con el uniforme de la escuadra que le brindó tantas oportunidades, mismas que retribuyó con notables actuaciones desde la lomita a lo largo de cinco temporadas.

“Estoy sumamente agradecido con la gerencia y el staff de Leones por tomarme en cuenta para poder venir a los conocimientos y la experiencia que adquirí en este equipo y ahora como coach a tratar de enseñar, más que todo a los muchachos, a afrontar las situaciones difíciles como las que viví yo aquí”, dijo Zárate, que apenas cuenta con 36 años de edad.

El omnipresente

Mauro Zárate siempre estuvo en el panorama de la dirigencia caraquista para asumir el papel que actualmente está desempeñando. Sin embargo, al nombrar a Harry Guánchez como su piloto inicial, se decantaron por la experiencia de Juan Jaen.

Bajo las instrucciones del también cesanteado, el cuerpo de pitcheo caraquista deslució, sobre todo el relevo, que terminó la primera mitad del campeonato como el peor del circuito.

En búsqueda de revertir esta situación, apenas Gárate asumió el control, no dudó en retomar el contacto con quien fuera su compañero en el clubhouse caraquista durante un par de contiendas (2006-2007/2008-2009) Zárate tampoco titubeó para aceptar, a pesar de la gran responsabilidad que conllevaba.

“Desde que se comenzó a planificar la temporada, el nombre de Zarate estuvo sobre la mesa. Lastimosamente no se concretó nada. Pero ahora se me dio la oportunidad de traerlo y allí están los resultados”, comentó Gárate.

Ajustes puntuales

Con Mauro Zárate observándolos de cerca y a diario, los serpentineros de Leones han dado un paso de calidad y los números así lo evidencian.

De hecho, tan destacado es el transitar de los escopeteros que por primera vez en el torneo dejaron a un rival en cero, cuando lo hicieron el pasado lunes frente a Bravos de Margarita.

“Desde antes de mi llegada el bullpen presentaba un poco de debilidad. El primer diagnóstico fue que los muchachos estaban realizando muchos pitcheos durante su preparación y luego les costaba hacer outs, porque usaban muchos lanzamientos. De a poco eso lo hemos ido tratando de hacer los ajustes, principalmente con los que les toca pitchar a diario, para que sus brazos estén menos cansado en el juego siguiente”, explicó Zárate.

Por el momento, los ajustes han rendido dividendos. Desde el 6 de diciembre el relevo de los reyes de la selva exhibe un 2.79 de carreras limpias permitida por cada nueve innins de labor. Para entrar en contexto, durante la racha de cuatro lauros, admitieron solo 5 rayitas lícitas en los último 16.1 capítulos.

Conocimientos básicos

Para el antiguo tirador carabobeño, que se alejó del béisbol tras su retiro oficial en el 2011 cuando actuó con Bravos de Margarita, es la primera vez que le toca formar parte de un plantel técnico en un equipo profesional. No obstante, no es una función del todo desconocida para él, porque ya le había tocado hacer como mentor en su propia academia.

“Aunque allí tengo muchachos de todas las posiciones, siempre me enfoqué en trabajar de cerca con los pitchers y de ahí he ido aprendiendo y desarrollando muchas cualidades que ahora mismo me han servido”, dijo.

Zárate le adjudica parte del éxito obtenido hasta ahora a la buena comunicación existente entre él, Gárate y también Lino Urdaneta, con quien llegó a coincidir de igual manera en los vestidores de la cueva caraqueña.

“Siempre hemos mantenido una excelente relación y una comunicación lineal. Eso ha sido importante”, destacó el derecho que dejó récord vitalicio con Leones de 9 triunfos por 4 reveses y 3.91 de efectividad en 80 apariciones, solo 9 de ellas como abridor.

Escrito por: Rayner Rico / @RaynerRico29

Foto: Rayner Rico / @RaynerRico29

Daniel Parra