Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Rumbo al Mundial: Montenegro, un debutante con experiencia

Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Montenegro es un país de apenas 600.000 habitantes que obtuvo su independencia en 2006, cuando se separó de Serbia en el último resquicio que existía de la ex-Yugoslavia. Ahora, su selección de baloncesto hará su debut en la Copa Mundial de China 2019, luego de dejar afuera a Letonia en la clasificación.

Pese a su poca experiencia internacional desde que son una nación independiente, a diferencia de sus vecinos, los serbios, siguen siendo una fábrica de talento que hace honor del estigma balcánico que poseen.

También los beneficia la genética, pues este pequeño país es el segundo con el promedio más alto de estatura masculina (183,4 cm) después de Bosnia (183,9). Incluso tienen en Slavko Vranes (230 cm) al jugador activo más alto del Viejo Continente.

Basquetbolistas de la talla de Nikola Vucevic y Nikola Mirotic tienen su origen en Montenegro. En la época pre-independencia Montenegro formó a NBA’s como Zarko Caparkaba (2003-2006), Pedrag Drobnjak (2001-2005) y el mismo Vranes (2004).

Caparkaba y Drobnjak representaron a Yugoslavia, con la que se proclamaron campeones del Mundo. El primero lo logró en 2002, mientras que el segundo también lo hizo en 1998, por lo cual Montenegro cuenta entre sus filas con monarcas globales.

Vucevic es la insignia de los montenegrinos en China 2019 (Foto: NBA)

Un comienzo promisorio

El primer encuentro de la historia de la selección de Montenegro fue el 6 de septiembre de 2008, correspondiente a las eliminatorias de la División B para el Eurobasket de Polonia 2009.

En esta fase disputaron 10 choques frente a conjuntos de menor categoría. Enfrentaron en par de ocasiones a Suecia, Islandia, Dinamarca, Holanda y Austria. Ganaron todos sus juegos por un margen de al menos 15 puntos, con lo que sellaron su ascenso a la élite del basket europeo.

Ahora tenían que clasificar al campeonato de 2011 en Lituania, que a su vez serviría de preolímpico para Londres 2012. Lo hicieron, con victorias ante Italia e Israel.

Radicados en Lituania todo hacía parecer que los montenegrinos desempeñarían un buen papel. La victoria 70-65 sobre Macedonia aumentaba las expectativas. Sin embargo, caerían en los próximos cuatro partidos y no avanzarían más allá de la primera fase.

Camino al torneo de 2013 se repitió la historia. Sellaron su pase con un récord 10-0 en las clasificatorias, pero de nuevo perecieron en la primera fase, aunque es rescatable el triunfo contra Serbia.

Época turbia

La ruta de los balcánicos rumbo al Eurobasket 2015 no tuvo nada que ver con las anteriores. Los montenegrinos quedaron eliminados en un grupo que los emparejó con equipos en teoría de menor nivel, caso de Bulgaria, Israel y Holanda.

Comenzaron el proceso ganando a Israel en Tel Aviv. Pero esto no se refrendó posteriormente al ceder su puesto en el torneo continental en detrimento de estos y los holandeses.

Tal descalabro los hizo participar del Campeonato Europeo Para Pequeños Países, donde se midieron a Luxemburgo, Andorra e Islandia. Vale decir que batieron a todos sus oponentes con suficiencia.

Resurgimiento con boleto a China

A pesar de que los Juegos de Pequeñas Naciones significaban un retroceso enorme, Montenegro tomó impulso y resurgió después de esto. En el Eurobasket 2017 pasaron por primera vez a octavos de final, instancia en la cual cayeron de forma contundente a manos de Letonia por 100-68.

Finalizada la competición empezaban las ventanas FIBA, un sistema que los encasilló junto a España, Eslovenia, Turquía y Letonia por tres puestos que daban acceso a la Copa Mundial China 2019.

Despacharon a sus ex-compatriotas eslovenos durante los tiempos de extinta Yugoslavia, y se ubicaron encima de los letones por diferencia de puntos.

De esta manera los nóveles montenegrinos, siempre considerados el hermano menor de Serbia en el baloncesto internacional, estarán presentes en China 2019.

Grupo difícil

En la justa global no la van a tener fácil, dado que batallarán contra seleccionados históricos.

Grecia, Nueva Zelanda y Brasil, en ese orden, serán los rivales de los dirigidos por Zvezdan Mitrovic, coach montenegrino.

Se espera que el All Star NBA, Nikola Vucevic, y el pívot que llevó al Valencia a hacerse con el título de la ACB, Bojan Dubljevic, sean quienes conformen el tándem 4-5 en la pintura.

La joven promesa Dino Radoncic de 20 años, perteneciente al Real Madrid, junto a al jugador de 25 años Nikola Ivanovic, quien milita en el Budocnost de Podgorica (Euroliga), integrarán un peligroso perímetro.

Precisamente el Budocnost, equipo de la capital montenegrina, participó en la actual temporada de Euroliga, consecuencia de coronarse en la Liga Adriática 2017/18 frente a clubes poderosos de Serbia y Croacia.

Tomando en cuenta que Croacia, Eslovenia, Bosnia, Macedonia y Kosovo fallaron en clasificar a China, la responsabilidad de Montenegro en resguardar el honor de la tradición del baloncesto balcánico es aún mayor.

Selección montenegrina en las eliminatorias rumbo a China (Foto: FIBA)

Escrito por: Alejandro Jesús Fernández / @AlejoFer1398
Foto: FIBA.

Jorge Fernandez

Quinto semestre de comunicación social en la Universidad Central de Venezuela (UCV).Coordinador de la sección de baloncesto y editor de la sección de fútbol en Sports Venezuela.