Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Lipso Nava denunció que en la Liga Colombiana no cumplen con el pago de sueldos

Nava
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Lipso Nava, mánager venezolano, regresó al país este miércoles después de culminar su pasantía en la Liga Colombiana de Béisbol Profesional (LCBP). Tuvo éxitos en lo deportivo pero fue víctima de impagos del club Caimanes de Barranquilla.

Nava indicó que la directiva de los saurios no le canceló varias quincenas, correspondientes a la campaña 2019-2020. Por ese motivo, no titubeó en expresar la molestia que le causó esa bochornosa situación.

“En líneas generales la experiencia no fue positiva, porque al final el equipo de Caimanes de Barranquilla, su gerente general José Víctor de Castro y el gerente deportivo Roger Figueroa no se comportaron a la altura que uno espera como profesional”, señaló Nava, piloto de 51 años, a Cárdenas Sports Media. “El equipo incumplió con una parte del pago que estaba en mi contrato si lográbamos la clasificación (a segunda fase) y, peor aún, me mantuvo más de una semana en Barranquilla, donde pretendía que me quedara hasta el 21 de enero para no tener que pagar una multa por adelantar mi boleto aéreo. Eso es algo inaudito”.

Nava gastó su dinero para viajar

Nava, quien este año trabajará como instructor de fundamentos para Ardillas Voladores de Richmond –cuadro Doble A de los Gigantes-, explicó que tuvo que gastar su propio dinero para poder retornar a Venezuela, después de que los reptiles quedaran eliminados en las semifinales de la LCBP.

“Tuve que poner dinero de mi bolsillo, no sólo en la estadía obligada después de terminar nuestra temporada, sino para comprar mi boleto aéreo y poder regresar a mi casa. Debía volver porque tengo que cumplir con otros compromisos en Estados Unidos”.

Para el extercera base, nacido el 28 de noviembre de 1968 en Maracaibo, estado Zulia, Figueroa fue el miembro de la alta gerencia del equipo barranquillero que se comportó peor, porque no les canceló sus honorarios a algunos beisbolistas con experiencia en Grandes Ligas.

“El mismo gerente deportivo (Figueroa) se fue del país para cumplir sus compromisos con su organización en Estados Unidos y nos dejó a mí y a otros importados del equipo sin darnos una respuesta positiva para nuestro retorno a casa. Y esa fue una de las tantas cosas que me demostraron que la Liga de Béisbol de Colombia no está preparada para pertenecer a la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC)”.

El piloto no quiere volver a Colombia

En declaraciones ofrecidas al sitio web El Heraldo, Nava afirmó que jamás volverá a laborar como capataz en la LCBP, porque no tiene el nivel de competitividad ni organización de la LVBP.

“En este equipo (Caimanes de Barranquilla) la parte gerencial dejó mucho qué desear desde el principio. Apenas recibimos los uniformes el mismo día inaugural, teniendo a mis peloteros trasladándose en autobuses que no cumplen con las condiciones mínimas para que puedan descansar y luego jugar. La novena hasta incumplió contratos tanto de palabra como firmados con peloteros de la talla de Adrián Sánchez (infielder) y Sandy León (receptor), quienes le darían un plus a mi lineup y un realce a ese béisbol. Agradezco la oportunidad que me dieron allí, pero de verdad que tienen demasiado que mejorar si pretenden llevar a ese circuito al nivel de las ligas del Caribe”, concluyó.

Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: Cortesía de El Heraldo

Cesar Sequera