Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Néstor Molina dominó Leones y Cardenales propinó una paliza

Molina
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Néstor Molina dictó una clase de buen pitcheo en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto y encaminó el martes a Cardenales de Lara a una victoria 13 a 5 en el único encuentro programado de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP).

Molina, un lanzador derecho de 30 años nacido en Valencia (Carabobo) y conocido como Superman Sin Capa, concretó una apertura de calidad en el nido al aceptar dos carreras limpias en 6.0 entradas. Aceptó cuatro hits –entre ellos un jonrón-, no obsequió bases por bolas y ponchó a cuatro de los 22 bateadores que enfrentó.

El cuadrangular se lo conectó Alfredo González, receptor leonino, en el quinto inning con un par de outs. Ese batazo redujo la ventaja de las aves (7 a 2).

Molina no conoce la derrota

Molina, as de la rotación del mánager Luis Ugueto, mantuvo inmaculado su récord en el certamen. Exhibe una foja de 5-0 tras la obtención del lauro en el reciente desafío. Alcanzó su segundo éxito sobre el Caracas en tres presentaciones y colocó su efectividad en la cita en 2.06.

El revés recayó en Francisco Carrillo (3-1), un serpentinero que recibió siete indiscutibles y toleró siete rayitas en una fugaz actuación de 1.0 tramo.

Linares no falló en la velada

Molina recibió un gran respaldo ofensivo de sus compañeros, en especial, del jardinero central cubano Yordanys Linares, quien hizo gala de su contacto en el tope.

Linares, abridor del ataque de Lara, ligó perfecto en cinco turnos, cruzó el plato una vez y llevó a tres compañeros a la goma, todos con un doblete remolcador en un séptimo tramo en el que la novena anfitriona fabricó seis anotaciones para sentenciar el score definitivo.

“Es la primera vez en toda mi trayectoria que golpeo la bola tantas veces. Es mi primer juego de cinco hits y estoy muy orgulloso de ello, porque siempre me quedaba en cuatro cuando tenía buenas jornadas con el bate”, expresó Linares a Carlos Valmore Rodríguez, periodista de IVC, tras el careo, el primero en el que actuó tras recuperarse de una lesión.

El jardinero derecho dominicano Welington Dotel culminó de 4-2 con tres anotadas y dos impulsadas, para sobresalir por los pájaros rojos. Tronó un vuelabardas, su segundo del torneo, en el cuarto episodio sin corredores en circulación. Con esa conexión le dio una delantera de 7 a 1 a Lara.

Carlos Rivero, antesalista crepuscular, sacudió un bambinazo en tres chances –su segundo de la justa-, marcó dos unidades, empujó idéntica cifra y destacó por Cardenales. El inicialista Osman Marval, finalizó de 4-1 con un par de remolcadas para la tropa ganadora.

González, un melenudo poderoso

Por los melenudos resaltó González, un cátcher que terminó de 3-2 con dos registradas y tres producidas. Despachó dos bambinazos en este enfrentamiento, pues aparte del que le sonó a Molina le pegó uno de dos vueltas al relevista Juan Sandoval en el séptimo acto.

González contabiliza un par de estacazos en la ronda regular del presente curso del máximo circuito patrio.

Con el reciente éxito, Lara mejoró su foja a 19-15, se consolidó en la tercera casilla de la tabla de posiciones y se impuso 4-2 sobre Caracas en la serie particular de esta edición de la LVBP. El conjunto selvático exhibe un balance de 15-18 y se sitúa en el sexto escalafón.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: Cortesía de Prensa Cardenales

Daniel Parra