Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Andrés Andrade: “Sería un honor ser llamado para la selección”

Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

La diaspora ha sido un tema crucial en los últimos años dentro del país. Muchos han partido a otros lares para tener una mejor oportunidad de desarrollar sus capacidades. El baloncesto no escapa de ello y han aparecido jugadores producto de este fenómeno que no son tan conocidos para el aficionado general del deporte de las alturas en nuestro país. Este es el caso de Andrés Andrade.

Andrés Andrade, nacido en Caracas en el año 2000, es un caso especial. Inmigró a España cuando tenía cuatro años, pues sus padres venezolanos se establecieron en aquella nación europea. Allí, durante principios de su adolescencia, comenzó la práctica del deporte de la canasta.

”A los 14 años fiché por Las Canarias Basketball Academy (CBA), donde me formé como jugador y como persona. Estuve ahí cuatro años, y me hicieron ser el basquetbolista que soy ahora”, relata el propio atleta.

Andrade, quien se desempeña en el rol de piloto, dejó el baloncesto europeo en 2018 para poner rumbo a los Estados Unidos. Disputó una campaña dentro del circuito Prep School con la escuela Phelps de Pennsylvania.

Gracias a su buen desempeño consiguió una beca para estudiar Comercio Internacional en Western New Mexico University, perteneciente a la NCAA División II.

”Sin la ayuda de mi formación en la CBA no hubiese podido lograr esto”

Sueño americano

Es bien sabido que el tipo de juego que se hace en España y Europa en general es muy diferente al practicado en Norteamerica. En las competiciones colegiales de Estados Unidos prima un estilo remarcadamente físico en detrimento de lo técnico, caso contrario de lo que se habitúa en el Viejo Continente.

”Cuando te crías en un ambiente de estilo distinto es complicado adaptarte, pero mi temporada en Phelps (Prep School), creo que me sirvió. Sé que esta experiencia me va a ayudar mucho en mi juego. Sobretodo con el físico y a ser más agresivo”, expresa el joven hispano-venezolano, admirador de Kyrie Irving.

Pese a que conseguir un título universitario te ayuda mucho fuera de las canchas, el caraqueño quiere intentar labrarse una carrera dentro de ellas.

”Trabajaré bastante todo mi juego. Mis expectativas una vez que acabe la carrera es concretar algo grande bien sea en España o Europa mientras sigo con algún estudio. No descarto tampoco jugar en Venezuela”, afirma.

Mixtape de las mejores jugadas de Andrade en Phelps (Cortesía: El Timeout)

Parte del recambio

La generación que más alegrías le ha dado al baloncesto nacional en las últimas décadas está próxima a llegar al final del camino. Después de la participación en la Copa Mundial de China, muchos integrantes comenzarán a despedirse de su uniforme vinotinto.

Allí es donde entran muchos nóveles talentos que hacen vida en el extranjero para ocupar aquellos lugares que quedarán vacantes.

El espectro de deportistas elegibles formándose en Argentina, España, Italia o Estados Unidos crece más con el pasar de los días y es una circunstancia que deben aprovechar los directivos para conformar el equipo que representará el estandarte patrio en un futuro cercano.

”Sinceramente, para mí sería un honor y un placer ser llamado para jugar en la selección de Venezuela, Se han puesto en contacto conmigo cuando tenía 16-17 años, pero al final no se pudo concretar nada”, cuenta el base, el cual pese a ser un canario por adopción, mantiene presente las raíces que lo unen a la nación donde nacieron y se criaron sus padres.

Escrito por: Alejandro Jesús Fernández / @AlejoFer1398
Foto: El Timeout / @ElTimeout

Jorge Fernandez

Estudiante de Comunicación Social en la Universidad Central de Venezuela (UCV). Coordinador de la sección de baloncesto.

2 Comments

  1. henry el 8 septiembre, 2019 a las 12:29 am

    Hablando de diaspora en el año 2000??



  2. Jesus Alberto el 27 agosto, 2019 a las 12:14 pm

    mal redaccion, para el año 2000 donde se indica migro el joven ,no se puede hablar de diaspora ,por cierto termino mal utilizado, que seria otro tema, asi que para proximas notas ubiquense en el tiempo y dejen politizar cualquier situacion