Philadelphia 76ers: un peligroso candidato al título de la NBA

Los Philadelphia 76ers son candidatos a ganar la NBA
27 julio 2020

Quizás son meras y osadas impresiones de este servidor, quizás no, pero pareciera que más de uno olvidó lo cerca que los Philadelphia 76ers estuvieron de clasificar a la Final de la Conferencia Este de la NBA en la pasada temporada. De hecho, una leyenda viviente fue quien impidió que los dirigidos por Brett Brown terminaran su travesía antes de tiempo en la 2018-2019. Tantas decepciones consecutivas, aunado a una crítica tras otra, han golpeado la imagen de los Sixers. Pero la verdad es que Philadelphia no es un animador: es un serio candidato al título.

 

La neutralidad le da un respiro a Philadelphia

 

Durante la temporada, solo un equipo perdió más juegos de visita que los Sixers: los Atlanta Hawks, con récord de 6-27. Philadelphia perdió 24 partidos en la carretera (10-24). Misma cantidad que los Washington Wizards, los Detroit Pistons y los Golden State Warriors.

 

Sí, tenían el mejor récord de la NBA como locales (29-2), pero eso no les bastaba para ubicarse más arriba del sexto puesto. Para trascender en Playoffs hay que ganar fuera de casa. Los Philadelphia 76ers no lo estaban haciendo, y esto representaba un problema no menor.

 

En la “burbuja” podrán integrar efectos de sonido, tabloncillos personalizados e incluso imágenes de apoyo, pero la realidad es que el factor de localía pierde toda su influencia. Las condiciones son las mismas para todos. Por razones obvias, tampoco hay viajes. No habrá recibimientos hostiles.

 

Este aspecto beneficia a los Sixers en demasía. Se quitan de encima una carga que también hacía mella en los medios: “¿Será que podrán ganar de visita?”, una clásica. El equilibrio les vendrá bien. Una preocupación menos en el aspecto mental.

 

Los Sixers y su banquillo de obreros élite

 

El quinteto titular de los Philadelphia Sixers podría ser el siguiente: Ben Simmons, Shake Milton, Josh Richardson, Tobias Harris, y Joel Embiid. En el banco, los 76ers cuentan con una lista enorme de jugadores que pueden ser útiles en cualquier momento:

 

Al Horford: centro todo terreno, inteligente y con tiro exterior. Podría ser titular en cualquier otro equipo de la liga. Brett Brown se planteó llevarlo al banquillo para que Embiid tenga mucha más libertad en la pintura, y para que el dominicano lidere la segunda unidad.

 

 

Furkan Korkmaz: clásico lanzador de triples indispensable para una escuadra con aspiraciones de campeonato. 39% de acierto desde la línea de tres, promediando 2.0 encestes largos por juego. Ya ganó un partido en Portland sobre la bocina en las primeras semanas de la temporada.

 

 

Alec Burks: llegó de Golden State a inicios de febrero. Anotador decente para ayudar desde el banquillo. En la bahía logró los mejores números de su carrera: 16.1 puntos, 4.7 rebotes y 3.1 asistencias por juego. En 11 juegos con Philadelphia promedia 10.7 tantos.

 

 

Matisse Thybulle: un defensor élite en potencia. 1.4 robos y 0.7 bloqueos en su año debut. Promedió 2.4 robos y 1.3 bloqueos tras 135 partidos jugados con la Universidad de Washington. Una barbaridad. Ideal para situaciones especiales.

 

Raul Neto: un armador en el sentido completo de la palabra. Dará pases con ventaja a los anotadores. Si tiene espacio la meterá de tres.

 

Mike Scott: jugador explosivo que dota de mucha energía a sus compañeros. Otro lanzador. No fabricará su lanzamiento, pero es perfecto para recibir en una esquina o en costado de la cancha y lanzar.

 

Glenn Robinson III: mismo caso de Alec Burks. Recibió minutos en un alicaído Golden State que aprovechó muy bien para revitalizar su carrera. 7.4 puntos y 2.8 rebotes desde su llegada a los 76ers.

 

No nos sobran Kyle O’Quinn, Norvel Pelle, Ryan Broekhoff y Marial Shayok. Los primeros dos dan oxígeno en el aspecto rebotero. El australiano Broekhoff es un lanzador nato (58/144 en C3 en su carrera, 40%). Por último, Marial Shayok es un 3&D, que nunca está de más.

 

Está claro que no todos van a jugar. Pero el coach Brown puede darse el lujo de elegir entre múltiples opciones para conformar su rotación habitual. Sobra cantidad, pero sobretodo calidad. Muy pocos conjuntos poseen tanta profundidad en su banca. Denver, Clippers, Heat, Toronto y quizás Milwaukee le pueden hacer frente a los Sixers en ese aspecto. Pero Philadelphia está más que preparada.

 

Philadelphia 76ers: un equipo sano y capaz

 

Finalmente los Sixers están sanos. A Ben Simmons le vino de maravilla el tiempo “libre”, porque pudo recuperarse completamente de sus dolores de espalda. Incluso volvió motivado y decidido en trabajar la confianza en sí mismo: volvió a lanzar triples y está siendo asesorado en el camino. Está comprometido con el proceso. Señaló en una llamada a inicios de julio: “me siento mejor que cuando comenzó la temporada. He estado trabajando y rehabilitándome desde que me lesioné. Me siento listo y muy cómodo“.

 

Cuatro días atrás se reportó que Joel Embiid estaba en la mejor forma física posible. Volvieron las alarmas cuando el camerunés alegó un dolor en la pantorrilla tras el primer partido de preparación ante Memphis. Se perdió el segundo juego ante Oklahoma City. No obstante, por lo pronto no existe ningún indicio de que sea más que una dolencia momentánea.

 

El resto del equipo está a planitud. La única baja por lesión es Zhaire Smith, quien además había sido relegado a lo más profundo de la banca.

 

Con un equipo repleto de calidad, sano, y viviendo un “nuevo inicio”, los Philadelphia 76ers no pueden apuntar a otra cosa que no sea el título. Durante la campaña lograron vencer a Boston en múltiples ocasiones. También vencieron a Toronto, Miami y Milwaukee, los otros contendientes principales en la Conferencia Este.

 

Repetimos, una cesta legendaria los eliminó un año atrás. El equipo no se desmoronó, mantuvo la base que probó una de las caídas más amargas en la historia y la reforzó considerablemente. La historia cíclica nos dice que luego de derrotas así, la revancha no tardará en llegar. Los Sixers la tendrán. El trofeo Larry O’Brien lo tienen más cerca que nunca. Su momento es ahora. Que nadie se sorprenda.

 

 

Escrito por: Jorge Fernández / @SirGeorgeF.
Foto: Kim Klement / USA TODAY Sports.

Videos: ESPN, NBA, Philadelphia 76ers.

Fuentes: Basketball Reference, CBS Sports, ESPN, Bleacher Report, NBA.