Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Dos venezolanos resaltan entre los prospectos que no figuraron en el Top-100

Prospectos
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

El pasado sábado 25 de enero la Major League Baseball dio a conocer la lista de los 100 prospectos más cotizados para la temporada 2020. Allí aparecieron hasta cinco venezolanos, encabezados por el lanzador zurdo de los Atléticos de Oakland, Jesús Luzardo.

Una semana después, desde el departamento de comunicaciones de la propia MLB decidieron realizar un trabajo especial sobre aquellos que a pesar de no figurar en el centenar de las promesas más rimbombantes, sus nombres son dignos a considerar en el futuro de sus respectivas organizaciones.

En la nómina de estos prospectos “rezagados” que aparece en MLB.com aparecen dos criollos con argumentos suficientes como para seguir su evolución de cerca y que en poco tiempo podrían hacerse notar como talento emergente.

Prospectos a seguir

El primero de ellos es Oswald Peraza Jr., hijo del ex lanzador y actual coach de pitcheo de Cardenales de Lara de mismo nombre.

Peraza es un campocorto que pertenece a las granjas de los Yankees de Nueva York, con quienes firmó en 2016 a cambio de 175.000 dólares. A pesar de no ser un virtuoso a la ofensiva, sus habilidades defensivas lo han colocado como una pieza importante en las filiales de los mulos.

En el informe de MLB creen que los números modestos que ha arrojado en sus primeras tres campañas en ligas menores, en la que ha jugado en las categorías de Rookie y Clase A Full, “no opacan su potencial”.

Asimismo señalan que el barquisimetano de apenas 19 años de edad cuenta con habilidades que lo pueden ayudar a afianzar su camino hacia Las Mayores, siendo la velocidad una de ellas. Es uno de los grandes prospectos de los mulos.

Peraza viene de robarse 23 almohadillas tras 30 intentos en la zafra 2019. Mientras que acumula 44 robos en 54 chances tras 159 juegos de por vida en su corta carrera como profesional.

Como cuáquero

El otro pelotero oriundo de Venezuela con un buen porvenir, de acuerdo con los especialisats de la Gran Carpa es Francisco Morales, que milita en los Filis de Filadelfia.

Morales es un espigado lanzador derecho, que al igual que su coterráneo Peraza, logró un contrato alto el 2 de julio del 2016.

Sus guarismos hasta el momento no reflejan su talento y en el estudio de MLB piensan que su potente velocidad en la recta, cronometrada en 98 millas por hora, le abrirá puertas más temprano que tarde en las filiales de los cuáqueros, e incluso lo perfilan como un posible abridor del equipo grande en un futuro no muy lejano.

El oriundo de San Juan de los Morros, estado Guárico, si bien dejó una pésima foja de 1-8 en su zafra más reciente, su efectividad de 3.82, así como también la cifra de abanicados dejó buena sensaciones en el seno de la organización de Filadelfia.

En total ponchó a 129 rivales en 96.2 episodios segmentados en 15 aperturas y 12 relevos. Pero tal y como suele suceder con los serpentineros lanzallamas, su principal enemigo ha sido el descontrol.

“Su cambio está comenzando a mejorar, dando a los Filis la esperanza de que pueda ser un iniciador a mediano plazo. Especialmente si puede mejorar su comando. Luce como un futuro caballo de batalla”, indica el reporte de la MLB.

Redacción Sports Venezuela

Foto: MILB

Cesar Sequera

Deja un comentario