¡LOS NUESTROS PRIMERO!

PSV le hizo vivir un infierno a Inter y lo mandó a la Europa League

psv

Fue víctima de sus propios errores y lo pagó caro en su casa contra un club eliminado. Internazionale de Milán no pasó del empate 1-1 ante el PSV y se tendrá que conformar con pelear la Europa League.

El ambiente en el Giuseppe Meazza presentaba un marco inmejorable, ellos dejaban todo en la tribuna mientras que sus ídolos debían ganar y esperar. Al final, ni uno ni lo otro.

Luciano Spalletti sorprendió a todos con la inclusión de Candreva como interior por derecha, para acompañar a Matteo Politano. Una planteamiento ofensivo pero que dejaba grietas en el repliegue.

Y en una de esas contras del club holandés, Hirving “Chucky” Lozano cabeceó un centro perfecto por derecha directo al fondo de la red. El panorama a los 13 minutos era terrible en Lombardía.

El gol de Icardi no fue suficiente

Tenía que aparecer el capitán interista y lo hizo en su máxima expresión. Todos lo buscaban y él, si no tenía remate, pivotaba para sus compañeros. Insistieron y no encontraron premio por esa vía.

Entonces tuvo él mismo que ser el finalizador. Ante el desconcierto de juego y sin una idea definida de su DT, el argentino aprovechó un centro largo de Politano para mandarla a guardar al 72′.

Con ese gol estaban en octavos, un premio bastante gordo para lo que había merecido el plantel neroazzurro en toda la fase de grupos. Muy lejos de aquel equipo férreo que levantó la Champions en el 2010.

Spalletti se sintió ganador y con el empate le dio ingreso a Sime Vrsaljko, para cubrir el lateral izquierdo que había dejado Asamoah. Y enseguida, empató Lucas Moura en Barcelona para que el club italiano se quedara sin clasificación.

Luciano se había quedado sin cambios, porque pretendió apostar por el empate. Dependió más de un triunfo del Barcelona ante el Tottenham, que de un lauro interista en San Siro. Ahora, como dirían los argentinos: a “bancarsela” en la Europa League.

Escrito por: Raúl Zambrano Cabello / @RaulZambrano7.

Foto: Cortesía.

Emil Fadlallah