Rumbo al Mundial: República Checa, debutante mundialista

26 agosto 2019

Checoslovaquia era una potencia a nivel europeo. Su selección consiguió un Eurobasket en 1949, obtuvo seis medallas de plata y cinco de bronce, convirtiéndose después de la Unión Soviética y Yugoslavia en el máximo exponente del baloncesto entre los países integrantes del Bloque del Este. El éxito acabaría con el nacimiento de la República Checa.

El 01 de enero de 1993 Checoslovaquia dejó de existir producto del colapso del sistema comunista en aquella zona del viejo continente. Se resquebrajó una estructura que supo garantizarle logros a esta nación.

Ahora debían volver al sitial de honor como dos naciones diferentes. República Checa por un lado y Eslovaquia por el otro.

Los eslovacos no afrontaron bien el desmembramiento, y nunca pudieron formar un conjunto competitivo que siquiera clasificara a un campeonato europeo. Mientras que sus vecinos checos corrieron con mejor suerte, aunque sin igualar lo hecho cuando todavía eran Checoslovaquia.

Necesitaron de 26 años para que lograsen el pase al Mundial de China 2019, de la mano de sus referentes en la actualidad. Tomas Satoransky, actualmente en la NBA, es la cara visible de ese país de 10 millones de habitantes.

Jan Vesely, campeón de Euroliga con Fenerbahce, y drafteado en 2011 por Washington Wizards, se ausentará de este torneo.

Aparte de ellos dos, anteriormente otro par de checos pudo disputar minutos en las canchas de la mejor liga del mundo. Jiri Welsch (2002-2008) estuvo seis años y George Zidek se desempeñó de 1995 a 1998.

Jiri Welsch, segundo NBA checo (Foto: endesabasketlover.com)

Ostracismo y resurgimiento

Después de convertirse en una nación independiente, República Checa no consiguió los resultados esperados. Entre 1995 y 2013, solamente clasificaron a dos Eurobasket: 1999 y 2007, competencias en las que no avanzaron de ronda.

Tuvieron que esperar hasta 2015, cuando de la mano de una joven camada liderada por Tomas Satoransky, por ese entonces en el Barcelona, y Jan Vesely, que ya militaba en Fenerbahce después de estar cinco años en la NBA.

Aquel combinado también poseía buenas piezas como el entonces veterano Jiri Welsch y el norteamericano Blake Schilb.

Iniciaron la campaña continental con par de victorias frente a rivales de nivel similar, como Estonia (80-57) y Ucrania (78-64).

Luego cayeron ante Letonia por poco (72-65), y volvieron al triunfo en el siguiente encuentro ante Bélgica en un final épico (66-64). Cayeron en el último choque de la fase de grupos ante la potencia Lituania en tiempo extra por 85-81.

En octavos de final dieron la sorpresa más grande del torneo y despacharon a la Croacia de Mario Hezonja y Bojan Bogdanovic por un categórico 80-59.

Serbia fue mucho para ellos en los cuartos de final (89-75), pero la tarea estaba hecha. Gracias a ese séptimo lugar concretarían el boleto al Preolímpico del año siguiente rumbo a Río de Janeiro.

Jan Vesely posteó un doble-doble de 20 puntos y 13 rebotes ante Croacia (Foto: Gigantes.com)

Ausentes en Río y presentes en China

Los checos viajaron a Belgrado para jugar el torneo clasificatorio que daría un cupo a los JJ.OO. Establecidos en la capital serbia, se vieron las caras con Letonia y Japón en la ronda inicial.

Fueron batidos 71-59 por los letones, pero el triunfo 87-71 sobre los nipones permitiría su acceso a la siguiente etapa. Allí el oponente fue el mismo que lo marginó del sueño europeo en 2015.

La máquina serbia no tuvo misericordia y los batió 96-72. Así llegaba a su fin la posibilidad de estrenarse en una Olimpiada. Sin embargo, las bases de lo que consumarían tres años después estaba gestándose.

Luego de la decepción que significó haber quedado afuera del Eurobasket, nada hacía presagiar que el hito más grande de su corta historia estaba por escribirse.

En las ventanas eliminatorias de FIBA ganarían ocho de sus 12 compromisos, incluido un lauro en Praga contra los rusos y otro en Sarajevo versus Bosnia. Satoransky fue partícipe directo en esas dos conquistas vitales.

Tomas Satoransky será el líder de República Checa en este Mundial (Foto: NBA)

Guiado por el base de Washington Wizards ante la ausencia de Vesely en la pintura, afrontarán la máxima competición del baloncesto global en China con una tarea muy complicada de inicio.

Los checos compartirán el grupo E con el favorito, Estados Unidos, el local de los próximos Juegos Olímpicos, Japón, y la siempre complicada Turquía.

Palmarés

República Checa, en parte debido a su poca historia, no se ha subido nunca al podio de una competición «mayor». Contadas excepciones han sido los torneos previos a las competencias clasificatorias a los Juegos Olímpicos.

  • Eurobasket: Cuartos de Final (2015), primera ronda (1999, 2007, 2013, 2017).
  • Mundiales: Sin participación.
  • Juegos Olímpicos: Sin participación.

Ranking FIBA: 24.

Escrito por: Alejandro Jesús Fernández / @AlejoFer1398
Foto: FIBA.