Robeilys Peinado quiere volver a los entrenamientos

Robeilys Peinado
28 junio 2020

El COVID-19 arruinó los planes de los deportistas en el mundo entero, bien profesionales o de la alta competencia. Todos por igual debieron guardarse en sus casas para preservar su salud frente a un virus altamente contagioso y mortal. Pasó, por ejemplo, con la garrochista venezolana Robeilys Peinado, quien estaba de visita en Caracas cuando se decretó la enfermedad como pandemia y la Organización Mundial de la Salud llamó a los países a cumplir un proceso de confinamiento para evitar mayores contagios y complicaciones.

Peinado, quien reside en Polonia, debió permanecer en la capital venezolana y allí ha tenido que acatar el llamado de aislamiento, sin poder cumplir las rutinas al aire libre y en los escenarios deportivos que suele desarrollar. Tres meses después, la paciencia de la atleta venezolana comienza a agotarse y, lo que es peor, siente que la cuarentena le puede pasar factura de cara a la cita olímpica de Japón, reprogramada para el próximo año debido a la pandemia.

Está claramente preocupada y así lo dejó saber en una especie de desahogo que hizo en su cuenta de Instagram. “Crece la incertidumbre y la desesperación, la cuarentena cada día se alarga más no le veo un fin, mientras que los Juegos Olímpicos no parecen detenerse. Los atletas de otros países ya retomaron sus entrenamientos de élite, incluyendo algunas competencias”, escribió Peinado.

Robeilys Peinado siente que con la cuarentena pierde el trabajo de muchos años

A juicio de Peinado, un parón como el que de manera obligada se ha visto en la obligación de cumplir puede echar por la borda “un trabajo de años y me atrevo a decir que el de toda mi vida”. En su caso, la enfermedad llegó en un momento inoportuno, pues estaba viviendo un momento muy dulce, con saltos que le hicieron romper la marca nacional de salto con pértiga hasta en tres ocasiones, y se encaminaba a una temporada de alto vuelo.

Ahora el panorama no es nada claro y le carcome la angustia de no saber cuándo volverá a entrenarse en un polideportivo, mientras en otros países sus rivales ya han podido regresar a las pistas. Eso le hará llegar en desventaja a los Olímpicos.

“Hablo de que no se llega a competir en unas Olimpíadas con una preparación de casa”, advirtió la estelar saltadora de 22 años. “Entiendo lo del Covid19 y puedo entender que primero está mi salud, así como también estoy viendo que el mundo del deporte no se está deteniendo y nos estamos quedando atrás”, añadió.

La garrochista promete no rendirse y seguir adelante en su sueño

Pese a todo, la venezolana prometió seguir adelante y regresar con todo, como ya lo hizo años atrás, cuando se recuperó un amargo capítulo en Rio 2016, cuando, siendo una jovencita, se aprestaba a realizar sus primera participación olímpica y una cortadura en una de sus manos que se produjo durante un entrenamiento le impidió presentarse a la competencia.

Escrito por Carlos José Méndez / @CarlitosJMendez

Foto: marcavinotinto.com