Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Robinson Chirinos negó que robara señas de rivales cuando estuvo con Houston (+Video)

Chirinos
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Robinson Chirinos no anda con rodeos. El miércoles, en el Surprise Stadium de Arizona, Estados Unidos, aseguró que no participó en el escándalo de robo de señas de Astros de Houston durante la campaña 2019, su única con ese club de Grandes Ligas.

A Chirinos, receptor de 35 años que firmó como agente libre en el receso invernal con Vigilantes de Texas, se le acusó de utilizar un dispositivo vibratorio en su pecho que le avisaba, al momento de batear, cuál lanzamiento iba a ejecutar pítcher gracias a una revisión exhaustiva de las señales de los rivales por parte del cuerpo técnico de Houston.

El careta falconiano, al igual que su excompañero José Altuve (segunda base sideral), negó los señalamientos en su contra y aseveró que su propósito durante estos Entrenamientos Primaverales será limpiar su imagen de las “difamaciones”.

“Jamás usé un aparato de esos que mencionan (vibradores)”, señaló Chirinos en una entrevista concedida a Evan Grant, cronista deportivo del Dallas Morning News. “Siento que es injusto que la gente me critique sin haber hecho nada malo. No es bueno que los fanáticos pronuncien mi nombre en conversaciones negativas”.

Chirinos exige que se limpie su nombre

Chirinos, un cátcher que se alista para disputar su novena cita en la Major League Baseball (MLB), les exigió que las autoridades del Big Show que “limpien su nombre” en medio de la polémica. Ratificó que su principal característica es la de ser un “trabajador incansable, incapaz de cometer trampas para dañar el espíritu del béisbol”.

“Creo que la gente me conoce y sabe la clase de persona que soy. Me considero un jugador profesional y no he hecho nada malo”.

Se agudizó cuestoniamiento

El martes se agudizaron los cuestionamientos en torno a la legalidad de las acciones de Chirinos, cuando usuarios de Twitter publicaron un video en el que se aprecia el momento en el que consumía un turno frente a Patrick Corbin, serpentinero de Nacionales de Washington, en el cuarto juego de la Serie Mundial 2019.

En ese material audiovisual, en el que aprecia cómo Chirinos consume su chance con las bases llenas en el Nationals Park, el nativo abanica un envío de Corbin y, de inmediato, recoge un objeto que se le cayó al diamante.

Al parecer, se trataba de una estampa que tenía para identificar su madero en el dugout, pero sus críticos aseveraron que era un sensor para anticipar el disparo que recibiría, otra supuesta artimaña del Houston dirigido por AJ Hinch, un mánager que fue suspendido un año por la MLB y acabó despedido por el elenco cósmico.

Chirinos indicó que ninguna de las acusaciones tenían asidero, porque el elemento que recogió no era ilegal.

“Era un sticker (pegatina) de autenticación. Sé que, cuando el público aprecia que me agacho para tomar algo del piso y meterlo en el bolsillo de mi pantalón, deben pensar que era algo relacionado con el supuesto vibrador, pero no tiene nada que ver con eso. Por eso, pido a la MLB que limpie mi nombre, necesito que lo hagan de manera pública para evitar que se multipliquen los malos comentarios”.

Los números del falconiano con Houston

El atleta de Punto Fijo, considerado una parte vital de un Houston que obtuvo el cetro de la Liga Americana en 2019, tuvo un buen torneo ofensivo para peloteros de la posición 2 en la justa anterior. Bateó .238 con 22 dobles, un triple, 17 jonrones, 58 empujadas y 57 anotadas en 114 encuentros.

Ahora aspira a ayudar a Texas, el archirrival de Houston, a conquistar el gallardete de la División Oeste del joven circuito, tras ausentarse de los playoffs en 2019.

Para lograrlo, intentará tener un rendimiento similar con el madero al que consiguió en la zafra previa, aunque cree que eso sólo se logrará si evita las distracciones.

“Quiero que este mal momento termine y dedicarme a trabajar. No deseo que se hable de mí sin fundamentos ni traer esa carga negativa a estos entrenamientos. Realmente, no quiero generar distracciones ni hablar con otros sobre el tema, sólo deseo prepararme para encarar lo que se viene en el futuro”.

Chirinos exhibió un average de .234 en sus primeros ocho torneos de MLB, en los cuales intervino en 576 partidos. Actuó para Mantarrayas de Tampa Bay, Texas y Houston. Golpeó 97 tubeyes, cuatro tripletes, 85 vuelacercas, 262 producidas y 248 registradas.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: Cortesía de Dallas Murning News

Daniel Parra