Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Rougned Odor: “Para mí, todos los años son cruciales”

Odor
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

El venezolano Rougned Odor sabe que si Vigilantes de Texas aspira a ser un equipo contendor en la temporada 2020 de Grandes Ligas, necesita que él mejore su contacto. El propio mánager del club, Chris Woordward, aseguró que de no ser consistente, el criollo perdería su puesto como segunda base titular, algo que en vez de causarle temor, despierta una motivación especial en el atleta.

El martes, en el estadio Surprise de Arizona (Estados Unidos), Odor se mostró enfocado en empalmar conexiones a la banda contraria, una muestra inequívoca de que el bateador zurdo aspira a evolucionar como bateador en una campaña que, a su juicio, es “tan crucial como las anteriores”.

“Para mí, todos los años son cruciales”, le confesó el zuliano (26 años), al cronista deportivo T.R. Sullivan, de MLB.com. “Sé que puedo dar más que el año anterior. Por eso, no quiero hablar del pasado, sino concentrarme en el presente”.

Odor y su extraño torneo 2019

Aunque disparó 30 dobles e igual cantidad de jonrones, empujó 93 carreras y anotó 77 en 145 partidos jugados en 2019, Odor sabe que su “asignatura pendiente” es convertirse en un toletero con una media cercana los .300, la cifra que distingue a los toleteros excelsos de los normales. En el curso previo, sacudió 107 hits en 522 turnos y promedió un bajo .205.

El camarero, que se alista para intervenir en su séptima cita en la Gran Carpa –donde únicamente laboró para Texas-, piensa que 2020, cuando los serenos estrenanrán un nuevo parque, puede ser su año consagratorio. De hecho, admite sentirse ansioso por participar en un certamen, cuya ronda regular se iniciará el 26 de marzo.

“Todos los años estoy listo para arrancar. Me siento listo para empezar este campeonato y demostrar mis capacidades sobre el terreno. Pienso que este año sí será bueno para mí”.

La trayectoria del camarero

Odor, un infielder que durante el receso invernal escuchó los consejos del exjugador patrio Víctor Martínez para cambiar la mecánica de su swing y transformarse en un cañonero más completo, tiene buenos números con Texas, pese a ser un “leñador” con tendencia a poncharse.

En 820 encuentros, exhibe un average de .240 con 142 tubeyes, 26 tripletes, 136 cuadrangulares, 428 remolcadas y 414 marcadas. En esos topes, negoció 186 boletos y falló 752 veces por la vía de los tres strikes, una muestra de su falta de paciencia en el plato.

Woodward, un capataz que aspira a que su Texas avance a los playoffs en la difícil División Oeste de la Liga Americana, desea que Odor reduzca su número de abanicados para que asegure su lugar en la alineación diaria.

“Si le va mal, claro que habrá consecuencias. Quizás pierda su rol titular. No sé cuáles serán las consecuencias. Pero esta es una industria que se basa en el rendimiento. Los muchachos tienen que rendir para que puedan trabajar todos los días y Odor lo sabe”, explicó Woodward.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: Cortesía de MLB

Daniel Parra