Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Tiburones de La Guaira reaccionó con Ozzie Guillén de vuelta al dogout

Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

La cuarta semana de acción en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional contó con varias novedades en cuanto al rendimiento de los equipos y los Tiburones de La Guaira sobresalieron.

Los Navegantes del Magallanes y los Bravos de Margarita decayeron un poco en el ritmo inicial que traían; mientras que los Tigres de Aragua y lossalados dieron señales importantes de recuperación tras un octubre para el olvido.

Los salados finalizaron el periodo comprendido entre el 29 de octubre y el 4 de noviembre con récord positivo de tres triunfos por dos descalabros. Sin embargo, todavía se mantienen fuera de los puestos de clasificación tras ocupar la penúltima casilla en la tabla.

En el lapso antes mencionado el conjunto guaireño mostró una mejor versión de lo que habían sido sus actuaciones previas, en las que llegaron a ostentar una cadena adversa de siete derrotas, seis de ellas mientras su manager Oswaldo Guillén se mantuvo alejado del equipo por cumplir compromisos internacionales con la cadena ESPN.

En el regreso del mandamás a los banquillos, los Tiburones tuvieron una reacción; a tal punto; que celebraron en tres de los últimos cuatro partidos y en el único que cedieron batallaron hasta lo último en entradas extras frente a los Tigres de Aragua en Maracay.

Lo más satisfactorio para todo el cuerpo técnico litoralense y seguro sus jugadores, es que con la conquista del domingo en Valencia frente a los Navegantes del Magallanes fue la primera de la campaña que logran como visitantes después de 10 partidos.

Respondieron los bates

Gran parte del auge de los Tiburones en el septenio anterior se debió a lo que fue la actuación de los bateadores.

Si bien es cierto de que se mantienen como últimos en todos los departamentos ofensivos, contaron con el oportunismo necesario y aprovecharon las brechas que le concedieron los rivales para fabricar carreras.

De hecho, en total pisaron el plato en 23 ocasiones, la mayor cifra acumulada para una semana. Lo máximo que habían podido realizar fueron 17 entre el 15 y el 21 de octubre.

Para los Tiburones fue clave contra con el aporte de un jugador con experiencia como Dioner Navarro, quien lució en la caja de bateo; así como la reivindicación de hombres como Héctor Sánchez y el dominicano Yeison Asencio, quienes se habían visto inmersos en un slump que con fortuna para Ozzie Guillén, pudieron abandonar.

Aunque no todo fuecolor rosa para los escualos. Durante el partido del viernes sufrieron la sensible baja del inicialista Samir Duéñez por una lesión en una pierna que lo mantendrá fuera de actividad cuando menos dos semanas.

Dueñez no había podido cumplir con creces a las expectativas que se generaron en su entorno que lo ubicaban como el principal referente ofensivo de La Guaira; no obstante, mostró síntomas de tomar el ritmo a la liga antes de sufrir las molestias físicas.

Relevistas en deuda

En lo que a los lanzadores respecta, los Tiburones pese a la alta producción sufrieron más de la cuenta, sobre todo por la ineficacia de los relevistas.

Los abridores no desentonaron. Todos y cada uno de los que subieron al montículo para iniciar un partido pudieron trabajar cuando menos 4.1 innings y permitir no más de tres rayitas por juego.

Jonathan Albaladejo fue una vez más el cabecilla de la rebelión que sostuvieron los Tiburones. El puertorriqueño sigue cumpliendo con creces a la confianza depositada en sus hombros y el jueves maniató casi que por completo a la difícil toletería de los Caribes de Anzoátegui.

En total los encargados de hacer las aperturas por La Guaira dejaron efectividad colectiva de 3.36 tras permitir 8 carreras en 24 episodios de labor; mientras que los integrantes del bullpen exhibieron 7.22 después de admitir 17 rayitas en 21.2 capítulos.

Del grupo hay que resaltar lo que fue la labor del cerrador Gregory Infante, quien fue protagonista directo en el trío de lauros. El derecho lució hermético en los tres innings que lanzó sin anotaciones suficientes para coleccionar una victoria y endosarse un apr de salvamentos.

“El meteórico”, con dicha actuación aprovechó para ponerse a solo un par de rescates de igualar la marca de los Tiburones de la Guaira, que está en poder de Jorge Julio Tapia, quien consiguió 44.

 

Escrito por: Rayner Rico | @RaynerRico29

 

Foto: Candy Ávila | @candygomela

Alejandro Villegas