Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Caribes encontró en César Valera lo que no pudo con el lastimado Alexi Amarista

Valera
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Para un jugador de tan bajo perfil como lo es César Valera, estar viendo acción en una gran final de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional resulta más que una grata noticia.

Aunque si a ello se le agrega, que en la instancia decisiva ha cumplido con un papel protagónico dentro de una escuadra tan prominente como la de Caribes de Anzoátegui, en la que se ganó la titularidad gracias al rendimiento exhibido en lo extenso de la ronda regular, la vigente temporada se podría catalogar de ensueño.

Tan bueno es el momento que atraviesa Valera que la tribu encontró en él una pieza importante para solventar los problemas físicos que confronta Alexi Amarista, quien apenas ha tomado un par de turnos entre el último partido de la semifinal hasta la inauguración.

“El Inca” llegó al quinto juego de la serie final contra Cardenales de Lara con cuatro carreras impulsadas, la mayor cantidad para cualquier bateador de los orientales. Eso demuestra la valía del polivalente jugador, considerando que en el lineup confeccionado  por el manager Jackson Melián aparecen nombres como el de los sluggers Balbino Fuenmayor, Denis Phipps y René Reyes, así como también el de los siempre rendidores Willians Astudillo, Niuman Romero y Gorkys Hernández.

“Me he mantenido trabajando siempre en el bateo, que yo veo que ahorita es lo más importante que hay en este deporte. Todos los días llego temprano para seguir mejorando con el bate. Hay que mantenerse haciendo lo mismo, así no salgan los resultados, mantenerse enfocado para mejorar y además disfrutar del beisbol”, dijo el todavía joven toletero que está por cumplir 28 años de edad.

Valera despertó cuando más lo necesitaron

César Valera no las tuvo todas consigo en la serie de semifinal contra Tiburones. Ello propició que Melián lo dejara en el banquillo para el primer choque de la final contra los pájaros rojos, sin embargo, Amarista se resintió de la lesión en su pierna y fue nuevamente incluido en la alineación, retomando la confianza para así erigirse como uno de los baluartes de las victorias anzoatiguenses durante los careos 2 y 3.

“Así sea desde la banca o de titular yo solo me enfoco en hacer mi trabajo, poner mi granito de arena para apoyar al equipo a conseguir los triunfos”, dijo el toletero, quien a pesar de ser el principal beneficiado por la maltrecha salud de Amarista, le deseó una pronta recuperación a su compañero, porque en su juicio, el aporte del intermedista le hace falta a la tropa aborigen.

La contribución del polivalente jugador no solo ha quedado reflejada en lo realizado en el aspecto ofensivo. A la defensa también ha rendido frutos con una formidable custodia del segundo cojín.

“Eso es fruto de los entrenamientos. Si tu practicas bastante ya después en el juego las cosas se te hacen mucho más fáciles”, reconoció Valera, quien durante todo el torneo cubrió los jardines, así como también el campocorto.

De los nueve integrantes habituales en la alienación de Caribes, tan él y Gabriel Lino nunca tuvieron la oportunidad de pisar un campo de Grandes Ligas, lo que enaltece lo que ha sido su contribución hasta ahora.

Redacción Sports Venezuela

Foto: Caribes de Anzoátegui

Cesar Sequera

Deja un comentario