Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Venezuela “tocó el cielo” en el Mundial Preinfantil de 1977 (+Videos)

Venezuela
Comparte esto
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

1977 será recordado, por siempre, como el año en el que Venezuela “tocó el cielo” al proclamarse monarca del Campeonato Mundial Preifantil de Béisbol del cual fue sede y en el que un par de niños empezaron a “labrar su camino” hacia las Grandes Ligas.

El certamen se realizó en el estadio Universitario de Caracas y en él la representación  De Venezuela  contó en sus filas con Omar Vizquel y Carlos Hernández. Ambos arribarían a la Major League Baseball (MLB) varios lustros más tarde y tenían en ese entonces 10 primaveras.

En ese evento, disputado en julio en el coso de Los Chaguaramos, Vizquel y Hernández se desempeñaron como shortstop y lanzador, respectivamente. Según Carlos Bautista, periodista, también mostraron su talento en otras posiciones. Todo eso con el fin de mantener una preparación intensa que en el futuro los convertiría en bigleaguers. Vizquel trabajó en MLB fundamentalmente como campocorto y Hernández como cácther.

El partido consagratorio de Venezuela en el Mundial Preinfantil

Tanto Vizquel como Hernández, quienes casualmente formaron parte del Leones del Caracas que se consagró en el torneo 1994-1995 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), saborearon las mieles del triunfo con el cuadro patrio, cuando batieron a Honduras en la Gran Final.

Hernández, poseedor de un potente brazo, lanzó completo ese cotejo que concluyó 4-0 a favor de la representación anfitriona. Recuerda esa blanqueada como si fuera ayer, pues no sólo se dio a conocer en el mundo de la pelota, sino también colaboró con la primera coronación de un cuadro integrado por jugadores de la corporación Criollitos de Venezuela.

“Recuerdo que en 1977 se celebró ese campeonato en Caracas y alcanzamos el éxito. Fue un momento agradable”, comentó Hernández en una entrevista concedida a Alejandro Villegas y Fernando Arreaza, miembros del canal de YouTube El Camerino TV.

Carlos Hernández no guarda los implementos de aquella cita universal

Hernández, quien laboró 10 justas en MLB y vistió las casacas de Dodgers de Los Ángeles, Padres de San Diego y Cardenales de San Luis, no guarda los uniformes ni los implementos deportivos que usó en aquella memorable contienda para Venezuela. Dijo que le delegó esa función a su madre.

La progenitora de Hernández vive en San Félix, estado Bolívar, y atesorará la casaca que empleó Hernández en ese cotejo contra Honduras hasta que el expelotero, que hoy reside en Estados Unidos, se lo pida.

“Le dije a mi mamá que me la buscara (la franela). Ella está en eso y tiene que conseguirla. Yo, de verdad, no guardaba eso, pero ella es quien lo tiene. Ella me guardó ese uniforme y también uno de un latinoamericano que se jugó en Maracaibo en 1978, al igual que otro que se hizo en Honduras años más tarde. Vamos a esperar que lo consiga”.

El antiguo careta recordó que jugó con Eduardo Pérez en 1978

Hernández, de 52 calendarios, indicó que el ya mencionado evento latinoamericano de 1978 realizado en territorio zuliano se juntó con Eduardo Pérez, otro nativo que trabajó como careta en MLB. Ambos integraron la selección de Venezuela. Aseguró que desde entonces mantiene una buena relación de amistad con Pérez.

Hernández, quien en Ligas Menores (MiLB) hizo la transición de antesalista a receptor y fue mánager de los melenudos en la LVBP, dejó números discretos en MLB. Promedió .253 con 51 dobles, un triple, 24 jonrones 141 empujadas y 102 anotadas. Aunque nunca ganó un Guante de Oro, fue reconocido como un buen defensor del plato por su capacidad para atajar piconazos.

Vizquel, en cambio, tuvo una trayectoria de 24 torneos en MLB, en los cuales dejó average de .272 con 456 tubeyes, 77 tripletes, 80 bambinazos, 951 fletadas y 1.445 marcadas. Se acreditó 11 manoplas doradas como torpedero y asistió a tres Juegos de Estrellas.

Aunque en el Gran Circo tuvieron rendimientos diferentes, Hernández y Vizquel siempre estarán unidos porque contribuyeron a que un inolvidable grupo concretara una hazaña que en 1977 desató la alegría de un país entero, al punto de que el presidente venezolano de esa época, Carlos Andrés Pérez,  condecoró a los integrantes de la tropa y los catalogó como “héroes”.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: El Nacional

Daniel Parra

Deja un comentario