¡LOS NUESTROS PRIMERO!

Wilfredo Boscán atacó a los bateadores durante su recital de pitcheo

Wilfredo Boscán

Pese a que se marchó sin decisión, la labor del lanzador Wilfredo Boscán fue determinante para que los Cardenales de Lara (Venezuela) blanquearan 1-0 sobre los Leñadores de Las Tunas (Cuba) en un duelo celebrado el miércoles en el estadio Rod Carew de Ciudad de Panamá.

Admitió tres hits en 6.1 innings, propinó dos ponches y no regaló bases por bolas. Fue una de sus mejores actuaciones en el torneo 2018-2019 y la registró en el máximo escenario: la Serie del Caribe.

Considera que no sentirse intimidado frente a los toleteros cubanos le permitió desempeñarse de manera brillante.

“Siempre estuve mentalizado en atacar a los bateadores. Eso fue determinante, para mantener el cero”, explicó Boscán, refuerzo de las aves que trabajó en la recién finalizada justa de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) con los Navegantes del Magallanes.

El diestro, de 29 años, sostuvo un diálogo con Alfonso Saer Gómez, periodista del Radio Minuto (emisora oficial de los pájaros rojos) y aseveró que no repartir pasaportes fue fundamental para evitar que le pisaran la goma.

“El juego está apretado y fue clave el ir saliendo de los innings rápidamente. Eso me permitió estar preparado para cada entrada. El pitching coach (José Rosado) me preguntaba si me sentía bien y yo le dije que sí. De esa manera, fuimos sacando cada capítulo sin contratiempos”.

Un magallanero que regresó a la palestra

Con Magallanes, Boscán disputó 13 choques, 11 de ellos como abridor. Culminó con un balance de 5-4 y efectividad de 2.51, después de aceptar 16 carreras limpias en 57.1 tramos. Totalizó 12 boletos y 24 guillotinados. Gracias a esos números se acreditó el premio Regreso del Año de la LVBP.

Ha extendido su buen momento a tierras canaleras, donde a su juicio realizó su mejor salida en lo que va de invierno.

“La verdad fue mi mejor apertura. Lancé seis innings y un tercio, lo que es la salida más larga de esta temporada que arrancó en Venezuela y sigue aquí, en la Serie del Caribe. Primero que todo, estoy agradecido con Dios y con Cardenales por esa oportunidad que se me ha dado”.

Cree que el arranque de la tropa occidental, que ostenta marca de 2-0 y lidera el Grupo A del Clásico de Febrero, ha generado que todos los jugadores patrios se ilusionen con apoderarse del cetro.

“Lo más importante es seguir ganando, mantenernos todos unidos y, si Dios quiere, ganar el campeonato”, agregó Boscán, serpentinero con experiencia en Grandes Ligas, quien no descarta trabajar el resto del certamen como relevista en pro de conquistar la corona.

“Yo estoy disponible siempre y cuando mi brazo esté bien. Estaré listo para lo que venga, si hay chance de lanzar en el bullpen, lo haré”.

 

Escrito porr: Joseph Ñambre | @JosephSports27

 

Foto: Cortesía de TV Max

SportsVenezuela

Deja un comentario