Willson Contreras tuvo un estreno soñado en Grandes Ligas (+Video)

Willson Contreras
17 junio 2020

Willson Contreras tuvo estreno soñado en Grandes Ligas, al conquistar un anillo de Serie Mundial en su temporada de novato. Ese privilegio no lo tuvo Barry Bonds, el máximo jonronero histórico del circuito con 762 bambinazos.

Contreras, receptor carabobeño, debutó en Las Mayores el 17 de junio de 2016 con Cachorros de Chicago en un duelo frente a Piratas de Pittsburgh, realizado en Wrigley Field. En ese escenario, los osos se impusieron 6 a 0.

Contreras actuó exclusivamente a la defensiva. Ingresó en la parte alta del noveno inning en medio de un switch (movimiento estratégico) ordenado por el mánager Joe Maddon. Suplió al pítcher Travis Wood, mientras que el lanzador Justin Grimm tomó el lugar del cátcher caraqueño Miguel Montero.

Grimm se dejó conducir por Contreras, careta que en ese entonces contaba con 24 años, y retiró el acto sin complicaciones. Toleró un hit y no admitió carreras en un inning en el que consiguió un ponche.

Willson Contreras no tardó mucho en mostrar su fuerza

Contreras, quien en aquella jornada frente a los bucaneros se erigió como el venezolano 347 en trabajar en el Gran Circo, sólo tardó dos días en sacar a relucir su fuerza.

El 19 de junio de 2016, jugó en el mismo Wrigley Field contra los corsarios y desató el furor de los 41.024 fanáticos de Chicago, al empalmar un jonrón impulsor de dos carreras en su primer turno consumido en la Major League Baseball (MLB).

La víctima de su batazo de cuatro esquinas fue el escopetero A.J. Shuggel, a quien le conectó su tablazo con dos outs en el cierre de la sexta entrada. Colocó el score 6 a 1 a favor de un Chicago, que al final salió airoso con pizarra de 10 a 5.

Fue un cañonazo especial. Según el estadígrafo Pedro Marrero, Willson Contreras se convirtió en ese momento en el trigésimo beisbolista en la era moderna de la MLB en tronar un vuelacercas ante el primer pitcheo que vio en su trayectoria.

El camino del carabobeño hacia el título

Los partidos contra Pittsburgh marcaron el comienzo de una destacada labor para el atleta nacido en Puerto Cabello con Chicago. Acabó la fase regular de la MLB con un average de .282, producto de sonar 71 hits en 252 oportunidades.

Entre sus conexiones sobresalieron 14 dobles, un triple y 12 cuadrangulares. Además contabilizó 35 rayitas producidas y 33 anotadas en 76 encuentros.

Maddon no dudó un instante en incluirlo en el róster del conjunto para la postemporada. A esa instancia Chicago accedió como monarca de la División Central de la Liga Nacional. El club ocupó el sitial de honor de su sector, al culminar con una foja de 103-58.

Los números del criollo en los playoffs

Contreras aprovechó su chance en los playoffs para registrar números sólidos. Promedió .252 al sacudir 10 indiscutibles en 39 paradas en el home plate. Pegó un par de tubeyes y un vuelabardas, además de remolcar cinco anotaciones y pisar la goma cuatro veces.

Con esos guarismos, conseguidos en 17 desafíos, contribuyó a que Chicago venciera en sucesión a Gigantes de San Francisco (3-1), Dodgers de Los Ángeles (4-2) e Indios de Cleveland (4-3) en sus cruces de postemporada.

Al batir a Cleveland, Chicago obtuvo su primera diadema del Clásico de Otoño en 108 años, un colofón especial a la primera cita de un Contreras que simplemente “gozó de la gracia de los Dioses del Béisbol” para integrar la versión más exitosa de Cachorros desde 1908.

Escrito por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: MLB