¡LOS NUESTROS PRIMERO!
Screen Shot 2019-05-23 at 8.11.35 PM

Yangervis Solarte juega para honrar la memoria de su fallecida esposa

Yangervis Solarte

El 17 de septiembre de 2016 el venezolano Yangervis Solarte atravesó una situación extremadamente difícil, cuando su esposa Yuliett Pimentel perdió una batalla contra el cáncer de hígado y lo dejó a cargo de sus tres hijas: Yanliett, Yuliett y Yulianna.

Restaban dos semanas para la conclusión de la ronda eliminatoria y Solarte estaba por completar su mejor campaña ofensiva en una carrera de cinco torneos en las Grandes Ligas. Culminó la contienda con promedio de .286, 26 dobles, un triple, 15 jonrones, 71 empujadas y 55 anotadas en 109 encuentros.

Fijó topes personales en casi todos los renglones a excepción del de cuadrangulares y terminó la cita con los Padres de San Diego con el recuerdo de aquella triste despedida. Tuvo el chance de solicitar un permiso para ausentarse de Las Mayores, pero decidió volver a los diamantes porque su compañera de vida se lo pidió antes de fallecer.

Casi tres años después, Yangervis Solarte compite en la Liga del Cactus, un circuito de exhibición que se desarrolla en Arizona, Estados Unidos, donde trata de ganarse un cupo en el róster de los Gigantes de San Francisco.

Esta dispuesto a laborar en cualquier posición del infield con el fin de estar presente en la tanda inaugural del certamen. Considera que es la mejor forma de honrar la memoria de su eterno amor Yuliett, una cubana que dejó el plano terrenal a la edad de 31 años.

“Juego por amor a ella. Fue mi compañera de vida y la madre de mis niñas”, explicó Solarte el sábado en una entrevista concedida a Kerry Crowley, cronista que labora en The Mercury News. “Nunca me olvido de eso”.

Una pareja unida por el amor a Dios

Yangervis Solarte, un valenciano de 31 años, recuerda que su pareja le dio motivos para creer en Dios a pesar de las adversidades. De hecho, en aquella cita de 2016 trató de finalizar con totales que tuvieran presente, o en su defecto, por encima del número siete, tradicionalmente cabalístico.

Y lo cumplió, pues se había trazado concluir, como mínimo, con un average de .270 y 70 producidas. También se fijó poncharse menos de 70 veces, algo que logró al acabar con 63. Jamás olvidará esas peculiares promesas.

“El número siete es realmente importante para nosotros, porque ella me dijo antes de morir que Dios creó al mundo en siete días. Nunca olvido eso”.

Solarte parece encaminado a ganarse un puesto en la plantilla de los colosos para la jornada inicial. En los Campos de Entrenamiento 2019, batea .286 con un triplete, un vuelacercas, cuatro fletadas y tres marcadas en 13 choques.

Asevera que tanto el cariño que todavía siente por su recordada Yuliett como la pasión por el beisbol son los causantes de su buen rendimiento.

“Cuando tienes una pasión como esta, no importa qué pase. Eso está en mi corazón y me motiva. Para jugar beisbol y venir aquí, hay que hacer mi mejor esfuerzo”.

Un trabajo reconocido por Bruce Bochy

El trabajo hecho por el criollo durante la primavera estadounidense ha sorprendido gratamente a Bruce Bochy, mánager de los titanes, quien lo considera una influencia positiva para la tropa. “Es un competidor y un ejemplo para todos”, indicó.

Pablo Sandoval, utility de cuadro interior y quien junto con el jardinero Gerardo Parra y Yangervis Solarte conforman la camada patria en la novena californiana, admira el temple del carabobeño.

“Cuando pasas por muchas cosas difíciles en la vida, te sientes agradecido por levantarte y hacer lo que estás haciendo. Me alegro por él, porque lo conozco desde que éramos niños y sé lo mucho que trabajó para llegar a este punto”, señaló Sandoval.

 

Escrito por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

 

Foto: Cortesía de Karl Mondon | The Mercury News

Redacción Sportsvenezuela.com